Noticias

Los clubes náuticos españoles piden al Gobierno que ayude al sector y congele la tasa de embarcaciones deportivas

02 de mayo 2014

La Confederación Española de Asociaciones de Clubes Náuticos (CEACNA), que representa a 75.000 usuarios de la náutica deportiva en España y cuya asamblea ordinaria anual se ha celebrado hoy en el Club Nàutic de Ciutadella (Menorca), ha reclamado al Gobierno que pase de una vez de las palabras a los hechos y demuestre de forma efectiva sensibilidad por la actividad social y deportiva que desarrollan los clubes náuticos y marítimos.

En opinión de la CEACNA, es incompatible afirmar que se apoya a la náutica recreativa y deportiva, y al mismo tiempo incrementar en un 120%, sin consultar al sector y sin justificación alguna, la Tasa de Ayudas a la Navegación (T0), popularmente conocida como tasa de embarcaciones de recreo. 

Los clubes náuticos españoles consideran esta subida un “verdadero mazazo” y aducen dos razones: la primera, el encarecimiento del acceso al mar para para las clases medias; y el segundo, la confirmación de que los interlocutores del gobierno no son de fiar, pues en público dicen una cosa y luego hacen la contraria. La CEACNA no cree que la inclusión del servicio de Salvamento Marítimo en la T0 sea un motivo, dado que los rescates se pagan, sino un “mero pretexto para recaudar a cambio de nada”.

La asamblea de los clubes náuticos españoles recuerda que una tasa no es “un impuesto” y que debe ir ligada a una prestación, tal y como han fallado reiteradamente los tribunales.

La CEACNA asegura que el Gobierno no puede seguir practicando la "fumigación" de la clase media española con impuestos disfrazados de tasas y castigando de una manera tan pertinaz a la náutica recreativa social.

En el mismo sentido, los náuticos españoles consideran que el nuevo reglamento de la Ley de Costas no puede redundar, como se desprende de los borradores que han trascendido hasta el momento, en una falta de claridad que se traduce en inseguridad jurídica y en una merma de las inversiones privadas.

Otro aspecto que preocupa profundamente a la CEACNA es el nulo avance en la tramitación de una Ley de Mecenazgo Deportivo que facilitaría la formación de nuevos talentos y resolvería el problema de financiación de los grandes eventos que organizan los clubes náuticos. El Gobierno se comprometió a dar salida a esta ley a lo largo de la legislatura, pero nada indica que vaya a cumplir esta promesa.

Los clubes náuticos españoles, indica la CEACNA, acogerán a lo largo del verano a miles de niños, muchos de los cuales serán los navegares del futuro, y recibirán a un alto porcentaje de los turistas náuticos que visitan el país, lo que supone el desempeño de una función social que redunda en el beneficio común y que debería ser reconocido sin ambages en las leyes que regulan la gestión de los puertos deportivos, tanto autonómicos como estatales.

Por último, la CEACNA decidió en la asamblea de Ciutadella rendir un homenaje a Juan Marrero, presidente durante 30 años del Real Club Náutico de Gran Canaria, el más laureado de España y un referente internacional.