La Confederación Española de Clubes Náuticos alertan de que los trámites de competencia son un “coladero” para que empresas privadas conviertan los puertos deportivos en “guetos para ricos”. Ayer celebró su asamblea ordinaria anual en la localidad gallega de Portonovo.

La Confederación Española de Asociaciones de Clubes Náuticos (CEACNA), que representa a 200.000 familias asociadas a estas entidades sin ánimo de lucro, acordó ayer solicitar una reunión con el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, para trasladarle su preocupación por los ataques de que están siendo objeto varios clubes náuticos españoles en proceso de renovación de sus concesiones.

La CEACNA celebró ayer su asamblea general ordinaria anual en la localidad gallega de Portonovo, bajo la organización de la Asociación de Clubes Náuticos de Galicia (Asnauga), presidida por Javier Ruiz de Cortázar. Todos sus miembros se mostraron intranquilos por el cariz que están tomando los casos de Ibiza, Molinar de Levante (Baleares) y Gandía (Comunidad Valenciana), donde las administraciones responsables no están mostrando la menor sensibilidad por la labor deportiva y social que desarrollan estos clubes náuticos o no están dando soluciones que garanticen su continuidad.

José Jaubert, presidente de CEACNA, indicó que el reconocimiento a la labor de los clubes náuticos, contemplado en la Ley de Puertos del Estado y al que se ha referido el propio José Llorca en numerosas ocasiones, ha de ser una realidad en todo el territorio español, con independencia de si las instalaciones son de competencia estatal o de las comunidades autónomas. Los clubes han detectado, en este sentido, que los trámites de competencia de proyectos, como el que se está desarrollando en el Club Náutico de Ibiza, están siendo “un coladero” para que sociedades privadas se hagan pasar por asociaciones deportivas.

La CEACNA alertó de la proliferación de empresas “ajenas a la náutica, totalmente desconocedoras de este sector y que en muchos casos están constituidas por fondos de inversión opacos” que pretenden copar el negocio portuario en España. Según los clubes náuticos, si las administraciones no ponen coto a esta situación, “el mar en España será un gueto exclusivo para millonarios”.

La asamblea general de la confederación también quiso insistir en la necesidad de la creación de una ley de mecenazgo deportivo que permita a los clubes náuticos financiar sus actividades deportivas a través de patrocinadores privados. “Es una antigua reivindicación de la CEACNA que nos gustaría que estuviera en la agenda del nuevo gobierno”, dijo Jaubert, para quien esta normativa ayudaría a que los náuticos y marítimos de España sigan apostando por el deporte sin tener que recurrir a fondos públicos.

Por otro lado, la CEACNA está avanzando con los preparativos para la organización del que será III Simposio de Clubes Náuticos, el cual se celebrará en Alicante coincidiendo con la salida de la próxima edición de la Volvo Ocean Race.

Los miembros de la asamblea de la CEACNA fueron recibidos el pasado viernes por la conselleira de Mar de la Xunta de Galicia, Rosa Quintana. El presidente de Puertos de Galicia, José Juan Durán, y el secretario para el deporte de la Xunta, José Ramón Lete, participaron ayer en la reunión de la confederación junto a los presidentes y representantes de los clubes.

La Confederación Española de Asociaciones de Clubes Náuticos (CEACNA) lamenta que el Ayuntamiento de Gandía se haya lavado las manos en la defensa de esta histórica entidad y reclama a las administraciones que no pongan en el mismo plano a organizaciones históricas sin ánimo de lucro y a empresas sin experiencia que sólo buscan su propio beneficio

La Confederación Española de Asociaciones de Clubes Náuticos, en representación de 200.000 usuarios de la náutica recreativa y deportiva, desea transmitir a la opinión pública su total soporte al Real Club Náutico de Gandía en el proceso de renovación de la concesión de las instalaciones que viene ocupando desde hace medio siglo, y emplaza a las administraciones competentes a que, de una vez por todas, dejen claro si el modelo que proponen para el futuro de los puertos recreativos pretende garantizar el acceso al mar de las economías medias, así como la actividad social y deportiva, o por el contrario consiste en facilitar el “desembarco” de empresas que buscan explotar el dominio público portuario para su propio beneficio.

El sólo hecho de que la Autoridad Portuaria de Valencia se esté planteando dejar el Náutico de Gandía en manos de una empresa sin experiencia previa y sin el menor arraigo en la localidad es prueba inequívoca de la falta de sensibilidad de este organismo dependiente del Ministerio de Fomento hacía la labor que los clubes náuticos vienen desarrollando en España desde el nacimiento del sector de la náutica de recreo, del que fueron pioneros y al que han contribuido con un modelo de gestión social y sostenible que ha propiciado su desarrollo en nuestro país.

Para la CEACNA, resulta especialmente llamativa la actitud equidistante que ha adoptado el Ayuntamiento de Gandía en este proceso. El comunicado de prensa hecho público por el consistorio, en el que se limita a emplazar a la Autoridad Portuaria a “elegir la mejor propuesta”, sólo se puede calificar de decepcionante e impropio del compromiso que se supone que un alcalde debe tener con sus conciudadanos y las entidades históricas de su municipio. La política es mucho más que ponerse de perfil, implica tomar decisiones y adoptar posturas valientes. Por su actitud en este asunto, es evidente que al Ayuntamiento de Gandía le trae sin cuidado lo que ocurra en su puerto y si los alumnos de las escuelas de vela y los equipos deportivos del club se quedan sin instalaciones y sin posibilidad de practicar deporte.

La CEACNA recuerda que los náuticos y marítimos son asociaciones sin ánimo de lucro que tienen como objetivo la promoción de los deportes náuticos. El modelo de gestión de estas entidades permite que los ingresos obtenidos por los amarres reviertan en la localidad donde están situados con la promoción entre sus habitantes de la práctica de los deportes náuticos, haciéndolos más accesibles y populares. En el caso de Gandía, el club desarrolla actividades formativas y deportivas abiertas a través de su escuela en las que participan 4000 niños y jóvenes cada año, principalmente vecinos de la ciudad. Además, organiza regatas y competiciones y cuenta con una larga tradición y un palmarés acorde con su dilatada historia.

Los clubes náuticos de España no están dispuestos a que su historia y su labor sea borrada de un plumazo mediante la subasta al mejor postor de los espacios que vienen gestionando. Y mucho menos aún que ello redunde en beneficio de empresas que, según demuestra la experiencia, sólo pretenden ganar dinero sin ofrecer nada a la comunidad.

Los políticos responsables del futuro de las dársenas deportivas de los puertos españoles, ya estén bajo competencia del Estado o de las Comunidades Autónomas, han de empezar a asimilar el concepto de “beneficio social” y no tener la desfachatez de colocar en el mismo plano a empresas de reciente constitución, muchas de ellas deslocalizadas o creadas ad hoc (como el caso del conato de club que opta a reemplazar al Club Náutico de Ibiza), y a entidades históricas sin ánimo de lucro que vienen desde su fundación siendo un ejemplo de buen funcionamiento democrático e integración en la sociedad.

Además, favorecerán y potenciarán la práctica deportiva de las personas con discapacidad visual

La ONCE y la Asociación de Clubes Náuticos de Galicia (ASNAUGA) han firmado un acuerdo de colaboración para hacer accesibles a las personas ciegas y con deficiencia visual grave los clubes náuticos de Galicia. El delegado territorial de la ONCE en Galicia, Manuel Martínez Pan, y el presidente de ASNAUGA, Javier Ruiz de Cortázar Díaz, han rubricado este acuerdo hoy en la sede del Real Club Náutico de A Coruña.

Mediante este convenio, la ONCE y ASNAUGA favorecerán y potenciarán la práctica deportiva de las personas con discapacidad visual, así como la utilización de las instalaciones portuarias, turísticas y de ocio que gestionan los Clubes Náuticos de Galicia pertenecientes a dicha asociación.

La ONCE facilitará, en la medida de lo posible, a los técnicos y personal responsable de la organización de actividades deportivas, asesoramiento e información relativa a aquellos aspectos más significativos y adaptaciones específicas relacionadas con la práctica de diferentes modalidades deportivas por parte de las personas ciegas y con deficiencia visual grave.

Además, la ONCE asesorará en materia de accesibilidad universal a ASNAUGA para que las instalaciones y servicios que se ofrezcan en los distintos clubes náuticos de Galicia que forman parte de esta asociación reúnan los requisitos necesarios que permitan su utilización y disfrute por parte de personas con discapacidad visual.

Por su parte, ASNAUGA se compromete a implantar todas cuantas medidas sean precisas para favorecer la inclusión de personas con discapacidad visual en las actividades que organiza. Además, proporcionará a la ONCE información sobre los servicios y actividades que ofrecen, y organizará al menos un par de charlas al año dirigidas a los afiliados de la ONCE para dar a conocer las actividades que organizan.

La ONCE entiende que el deporte ayuda a las personas ciegas y con discapacidad visual grave a conocer su cuerpo, sus habilidades, ganar en orientación, movilidad y seguridad, y a integrarse en la sociedad.

Aumenta el número de personas ciegas que participan en activadas náuticas organizadas por la ONCE en colaboración con diferentes entidades, entre las que destacan la vela, el piragüismo, el surf o el buceo.

La Confederación Española de Clubes Náuticos (CEACNA) apoya de manera incondicional al Club Marítimo del Molinar y remarca que la continuidad de este club, el más antiguo de Baleares, pasa por la gestión de unos amarres que permitan mantener la actividad social y deportiva.

Esta entidad, que agrupa a 160 clubes de toda España, manifiesta sus dudas sobre la legalidad de la propuesta realizada por la Autoridad Portuaria de Baleares que pretende gestionar de forma directa los 120 amarres que el Club Marítimo Molinar de Levante tiene en concesión en el puerto de Palma y asumir las obras de mejora de las instalaciones.

La gestión directa por parte de la APB de los amarres que actualmente tiene en concesión el Club Marítimo del Molinar, una entidad sin ánimo de lucro, pondría en duda el futuro de esta histórica entidad, pues gran parte de sus actividades deportivas y sociales se sustentan gracias a los recursos económicos que generan dichos amarres.

La propuesta de la institución portuaria, realizada a través de una simple nota de prensa, puede chocar con los criterios actuales de la APB en materia de amarres de gestión directa, que no plantea autorizaciones temporales por periodos superiores a los tres años.

Además, en caso de que la APB pasase a gestionar los puestos de atraque, no se podría garantizar la continuidad de los actuales amarristas del Club Marítimo del Molinar pues el plazo para acceder a un amarre de gestión directa puede alcanzar los ocho años y la propia entidad dependiente del Ministerio de Fomento ha aprobado recientemente un nuevo reglamento regulador de las listas de espera con el compromiso de que sea un proceso más transparente.

El presidente de la APB, Joan Gual de Torrella, ha manifestado verbalmente la intención de volver a ceder la gestión de los amares al club una vez que finalicen las obras de mejora de las instalaciones, pero la CEACNA emplaza a la entidad portuaria a concretar esta propuesta de una manera más formal.

Cabe recordar que la concesión del Club Marítimo del Molinar finaliza en marzo de 2018, por lo que la CEACNA espera que se logre un acuerdo satisfactorio para todas las partes a la mayor brevedad posible y que, por encima de todo, garantice la supervivencia de una entidad que ha mantenido la náutica social desde hace más de noventa años en este emblemático barrio palmesano.

La Confederación Española de Clubes Náuticos (CEACNA) considera que el sistema de prórrogas a las concesiones en puertos deportivos en nuestro país está perfectamente respaldado por la Ley de Costas y la Ley de Puertos del Estado y que en ningún momento ha sido puesto en cuestión por la Unión Europea.

La Junta Directiva de la CEACNA, una de las principales interlocutoras de la náutica recreativa española, se ha reunido esta mañana en el Club Náutico de Sa Ràpita (Mallorca) y, entre otras cuestiones, ha abordado una reciente sentencia del Tribunal Europeo que ha admitido un recurso de una empresa italiana contra la prórroga automática de una concesión a un competidor en un lago.

La CEACNA afirma que, tras un primer análisis, esta sentencia no afectaría a las concesiones demaniales de puertos deportivos en España pues la sentencia alude a una concesión a una empresa de servicios en un lago y que la difusión de informaciones que pretenden sembrar dudas sobre la legalidad de las prórrogas solo puede responder a algún tipo de interés de empresas que pretenden optar a dichas concesiones.

La CEACNA quiere remarcar que en el ordenamiento jurídico español no existen las prórrogas automáticas a las concesiones demaniales en puertos deportivos y que los concesionarios que han obtenido una prórroga o aspiran a lograrla deben seguir un procedimiento que, entre otros requisitos, incluye actualizaciones de cánones e importantes inversiones económicas en infraestructuras en la instalación portuaria.

Por otro lado, la Junta Directiva de Confederación Española de Clubes Náuticos, una asociación que representa a un colectivo de unas 200.000 personas de 160 clubes, ha aprovechado para reunirse con la presidenta de la Real Federación Española de Vela, Julia Casanueva, que estos días está participando en la Copa del Rey MAPFRE.

Los clubes náuticos se alegran del nuevo rumbo que ha tomado la Federación desde la llegada de Casanueva a la presidencia, que se ha caracterizado por una mayor transparencia y un mayor control presupuestario.

A la reunión de la CEACNA ha asistido también el secretario general de la Asociación Española de Empresas Náuticas, Carlos Sanlorenzo. Tras el encuentro, se ha puesto de manifiesto la necesidad de ahondar en la colaboración entre estas dos entidades en cuestiones que atañen a la náutica de recreo y deportiva.

Cabe recordar que ANEN y la CEACNA firmaron a principios de este año un acuerdo de colaboración que establecía un marco de apoyo entre ambas asociaciones y que en él se establecieron reuniones periódicas con el objetivo de analizar las necesidades de sus asociados y desarrollar acciones concretas.

Firma un convenio pionero de ámbito nacional que dará cobertura a 160 entidades sin ánimo de lucro.

Banco Santander y la Confederación Española de Asociaciones de Clubes Náuticos (CEACNA) ha llegado a un acuerdo financiero a nivel nacional para dar cobertura a más de 160 clubes náuticos de la Península, Baleares y Canarias. El convenio fue suscrito el pasado 25 de mayo en la sede territorial del Banco Santander, en Sevilla, por Raquel González, directora Nacional de Instituciones Privadas de Banco Santander, y por Miguel Suñer y Rafael Palmer, vicepresidente y secretario, respectivamente, de la CEACNA.

En el mismo acto, la Asociación de Clubes Nauticos de Andalucia (ACNA-ANDALUCIA), representada por Juan Manuel González y Luis Enguita, como presidente y gerente, firmaron la adhesion al convenio, del que se podrán beneficiar los 22 Clubes que componen dicha asociación y que aglutinan más de 3.000 atraques y 20.000 familias asociadas.

Raquel González y Miguel Suñer se felicitaron por la firma de este convenio pionero de ámbito nacional en beneficio de los clubes náuticos, todos ellos entidades sin animo de lucro y que realizan una importante labor de promoción, deportiva desde la base hasta la alta competición, y que son, además, un importante motor económico y de sostenimiento y creación de empleo.

La Confederación Española de Asociaciones de Clubes Náuticos representa a un colectivo formado por unas 200.000 personas, todas ellas socias de los 160 clubes que integran la entidad, y está considerada como una de las principales interlocutoras de la náutica recreativa española, tal y como lo recocieron los representantes del organismo Puertos del Estado en el Simposio de Clubes Náuticos celebrado en Mallorca en noviembre de 2015 y constituido en el foro más destacado del sector.

Los veintisiete clubes asociados abres sus instalaciones de escuelas a la llegada de turistas con cursos, bautismos y campus de verano para los niños. La promoción del deporte en todas las edades es uno de los objetivos de esta temporada. 2015 registro 27.100 pernoctaciones de navegantes y más de 9.000 usuarios de actividades de las escuelas. 

6 de junio de 2016.- Los clubes náuticos de la Comunidad Valenciana tienen ya planificada su programación para la temporada de verano, enfocando su actividad a promocionar los deportes náuticos y proporcionar servicios de ocio activo a los turistas que cada año visitan las costas de la Autonomía, que incluyen cursos, actividades de día, bautismos y campus para los niños.

Factor clave sigue siendo el aumento de la oferta náutica, en la que tiene especial influencia la ampliación de los servicios ofrecidos por las escuelas de vela, que en la anterior campaña jugaron un papel fundamental en el sector. Las escuelas de los clubes tienen una oferta combinada que supera las 10.000 plazas, a través de cursos destinados a todas las edades, con actividades que incluyen la vela ligera, el paddle surf, kitesurf, submarinismo, remo y piragüismo. Estas actividades de ocio activo asociadas al mar son cada vez más demandadas entre los turistas que visitan la Comunidad Valenciana, y la Asociación las considera la punta de lanza del plan de desarrollo turístico de las poblaciones costeras, para el incremento continuado de la calidad de los servicios turísticos y la oferta local.

Además de esta actividad, los clubes son un destino en si mismo para los navegantes deportivos de otros puntos de España y de otros países –Franceses, Alemanes e ingleses, principalmente-, que aprovechan sus vacaciones para recorrer las costas españolas con sus embarcaciones. En este sentido, 2014 registró un tráfico de cerca de 4.000 embarcaciones en los principales clubes náuticos, y de 2.600 el verano de 2015, con una media de seis pernoctaciones por embarcación, es decir, 27.100 pernoctaciones en total. La Asociación espera que la tendencia al alza de los dos últimos años se mantenga y permita el crecimiento moderado del tránsito de turistas náuticos. Hay que decir que este tipo de turista gasta diariamente en torno a los 150€, de los cuáles el 75% aproximadamente se realiza en la zona en concepto de alimentación, ocio y otros consumos.

Estos datos permiten arrojar un impacto ligeramente superior a los cuatro millones de euros el beneficio directo generado en los municipios por este tipo de turista. En este sentido, los servicios más demandados son los de alimentación, restauración, seguidos del alquiler de vehículos. También se constata la solicitud de información turística y cultural sobre el destino. Estos datos proceden del sondeo realizado por la Asociación el verano pasado entre los propios navegantes que visitaron los clubes.

Los puertos canarios de Arguineguín, Los Gigantes, Puerto Colom, Mogán, La Palma, Las Palmas… estuvieron presentes en el 16º Symposium de Puertos deportivos, celebrado en Marbella el pasado viernes. 

Organizado por la empresa ASMAR, se reunieron más un de un centenar de representantes de los principales Puertos deportivos, Clubs Náuticos, Administración, Empresas, etc. los días 26 y 27 de mayo en el Palacio de Congresos de Marbella.

Los temas de más actualidad así como los ponentes mas prestigiosos, debatieron sobre el dominio marítimo publico-terrestre, la Ley de Costas, las infraestructuras desde los aspectos ambientales, la importancia en la economía local y regional, el turismo náutico como vector, la promoción, las concesiones y el régimen de prórrogas.

Fuente: Laprovincia.es

La Confederación Española de Asociaciones de Clubes Náuticos (CEACNA), cuya masa social se estima en unas 200.000 personas, reitera su apoyo al Club Marítimo Molinar de Levante (CMML) de Mallorca y emplaza a los organismos públicos Autoridad Portuaria de Baleares (APB) y Ayuntamiento de Palma a que cumplan la Ley y permitan que el proyecto de ampliación de esta entidad histórica se tramite «conforme a derecho y sin injerencias».

La Ley de Puertos del Estado, recuerda la CEACNA, es muy exigente con las ampliaciones, tanto en la tramitación como en las garantías medio ambientales, y no es por tanto necesario que el Ayuntamiento de Palma se arrogue competencias que no le corresponden y trate de hacer prevalecer argumentos de tipo político por encima de las normas legales vigentes.

La intención expresada por esta corporación de catalogar y proteger la sede del Club Marítimo Molinar de Levante, el más antiguo de España y el decano de los de Baleares, es una maniobra que sólo busca entorpecer e introducir confusión en un proceso administrativo en curso. El edificio social del CMML carece a todas luces del valor arquitectónico y patrimonial que le atribuye el Ayuntamiento, hasta el punto de que sus cubiertas son de uralita. 

La CEACNA recuerda que el proyecto de ampliación del CMML responde a necesidades muy claras. Por un lado, pretende garantizar la seguridad de un puerto que se ha quedado obsoleto y que sufre desperfectos importantes cada vez que se produce un temporal. Por otro, es consecuencia de un imperativo legal, dado que el CMML viene obligado a realizar una importante inversión si quiere optar a la renovación de su concesión, que expira en 2018. En último término, cabe destacar, contra lo que pregonan la propia autoridad municipal y las plataformas opositoras a la ampliación, que el plan no es el de un “macropuerto” para “superyates”, sino el de una instalación para 150 amarres de hasta 15 metros perfectamente dimensionada y acorde a los requerimientos de la flota recreativa actual.

El Club Marítimo Molinar, que mantiene contra viento y marea sus actividades deportivas para la base a pesar de la precariedad a la que se ha visto inducido por la incertidumbre sobre su renovación, forma parte del patrimonio náutico inmaterial español. Su historia centenaria narra la evolución de la tradición marítima recreativa y es, por tanto, un bien irrepetible que debe ser protegido. Ninguna solución u ocurrencia que implique su desaparición o deslocalización es aceptable, de ahí que resulte paradójico que el Ayuntamiento hable de conservar el patrimonio mientras sus acciones abocan a los 300 socios del Club Marítimo, la mayoría de ellos gente humilde y trabajadora, a perder para siempre su lugar de ocio y reunión.

Los clubes náuticos españoles tampoco ven justo que todos los vecinos del Molinar hayan podido reformar sus viviendas, en muchos casos sin respetar el original ni el entorno, y ahora se opongan a que un club con 100 años de historia se modernice y pueda seguir llevando a cabo su labor social y deportiva en unas instalaciones sostenibles y adaptadas a las necesidades reales del sector en el que opera.

Representantes de los clubes náuticos de toda España acudieron a la asamblea organizada por la Confederación Española de Asociaciones de Clubes Náuticos para plantear y acordar los planes de actuación nacional para afrontar la problemática del sector

La localidad andaluza de Punta Umbría fue el escenario escogido el pasado sábado, 2 de abril, para celebrar con el máximo de quórum la Asamblea Ordinaria de la Confederación Española de Asociaciones de Clubes Náuticos (CEACNA). Un encuentro que tuvo como princípiales anfitriones al Ayuntamiento de Punta Umbría y el Club Deportivo Náutico Punta Umbría y al que acudieron los representantes de todas las Asociaciones constituidas en España y representantes de aquéllas en las que está en formación su Asociación Autonómica.

Los actos comenzaron en la tarde-noche del viernes 1 de abril, con en una recepción de bienvenida que tuvo lugar en el Ayuntamiento de Punta Umbría por parte de su Alcaldesa, Aurora Águedo. En sus palabras, le edil mostró el agradecimiento al club náutico local, presidido por Juan Manuel González, y también a la Asociación Andaluza de Clubes Náuticos «por haber trabajado para que la reunión recalase en tierras de Huelva», al mismo tiempo que deseaba una feliz estancia a los asistentes y unas provechosas jornadas de trabajo para la CEACNA.

Ya durante la reunión de la Asamblea, a la que estaban invitados los clubes náuticos andaluces, se debatieron cuestiones de orden ordinario tales como el cierre de cuentas de 2015, así como una recapitulación de la importancia que ha tenido el II Simposio de Clubes Náuticos que se celebró en Palma de Mallorca el pasado mes de noviembre. José Jaubert, presidente de la CEACNA, destacó en su intervención que «la Confederación es hoy un referente a nivel nacional, siendo ya efectivamente el representante de la voz de los clubes náuticos en España”.

El punto más importante fueron los planes de actuación diseñados para 2016 y siguientes, entre los que se encuentra la negociación de un nuevo convenio colectivo laboral a nivel nacional, la situación fiscal del IVA de los amarres, impulsar la adopción por todos sus asociados de un código ético para los clubes náuticos y mantener una ronda de contactos con las instituciones nacionales a la vista del panorama político. Igualmente se dejó diseñado un nuevo paso en la profesionalización de la CEACNA para poder llegar más eficazmente a las gestiones que corresponden a nivel de las instituciones nacionales.

Se acordó que la celebración del Tercer Simposio será en la Comunidad Valenciana en cctubre de 2017. Finalmente en la clausura de la Asamblea, en el apartado de ruegos, se insistió en trabajar en una campaña de divulgación de la náutica como un valor de todos los ciudadanos, en contraposición de la imagen elitista que aún mantienen algunos sectores de la sociedad por falta de información o de una correcta comunicación.