El dispositivo de seguridad es el único en radas deportivas de las Rías Baixas

El presidente de la entidad, Javier Ruiz de Cortázar, explicó que se trata de «un equipo móvil, una bomba preparada para agua salada, que se conecta directamente al mar, chupa agua salada y puede echar o agua o espuma». Ruiz de Cortázar indicó que es transportable con facilidad en una lancha o una embarcación y recalcó que, en caso de necesidad, «cubre con espuma en un minuto un barco de doce metros». [Leer noticia completa en La Voz de Galicia]

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *