Hidalgo se ofreció a colaborar con el Náutico y la Autoridad Portuaria para ayudar a buscar una solución que permita a la entidad quedarse donde está.

El alcalde Augusto Hidalgo expresó su deseo de que el Real Club Náutico de Gran Canaria, “con la historia que tiene”, pueda permanecer en su ubicación actual, junto a la Base Naval. Hidalgo se ofreció a colaborar con el Náutico y la Autoridad Portuaria para ayudar a buscar una solución que permita a la entidad quedarse donde está, ya que su concesión vence en 2028 y el Puerto ha mostrado su rechazo a la renovación, salvo que la institución compre el edificio.

El regidor subrayó que el interés del Ayuntamiento porque se llegue a un acuerdo lo más pronto posible es doble: para que la entidad pueda quedarse y para clarificar el escenario y poder cerrar un acuerdo con el club que permita el retranqueo de la entrada del Náutico para prolongar el paseo marítimo por la Avenida.

En cuanto a las manifestaciones realizadas por el concejal Javier Doreste, que habló de la posibilidad de que el Ayuntamiento compre el edificio si el Puerto lo saca a la venta, Hidalgo consideró que “una solución posible es que nosotros nos hiciéramos con esos terrenos y se los pasáramos al club con una concesión. A lo mejor es hasta una solución factible para ellos. Todo eso se verá en su momento y se hará de una manera consensuada”. [Leer más en La Provincia]