Entradas

El Real Club Náutico de Palma (RCNP) acogerá el Rolex TP52 World Championship, la competición reina del circuito internacional de vela de crucero, que se celebrará entre el 1 y el 6 de noviembre. El plan de la organización de la prestigiosa regata es que en 2021 se celebren tres pruebas previas a la que será la cita más importante: el Mundial Rolex TP52. Las regatas tendrán como sede Valencia, Port Portals, Menorca y Palma.

Agustín Zulueta, CEO de las 52 Super Series, y Emerico Fuster, presidente del RCNP, han firmado el acuerdo mediante el cual el Náutico de Palma será por segunda vez sede de un mundial de esta clase (ya lo fue en 2009), y la primera desde que se creó el circuito 52 Super Series. La colaboración entre ambas organizaciones se ha formalizado en un acto celebrado este jueves en el RCNP al que también ha asistido el comodoro del club, Jorge Forteza. [Ampliar noticia en mallorcadiario.com]

Esta mañana arranca en la bahía de Las Palmas de Gran Canaria, si las condiciones meteorológicas lo permiten, una nueva edición de la Copa de Canarias de Optimist. El evento contará con la participación de 108 regatistas de Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote, y donde destaca la presencia de 22 regatistas lanzaroteños. Real Club Náutico de Arrecife y Club de Regatas 4Vientos, estarán presentes en uno de las pruebas clásicas de la vela ligera del archipiélago.

Amplia será la representación lanzaroteña en la Copa de Canarias de Optimist, con la presencia de dos de los clubes que en la actualidad están realizando una gran labor de cantera. El Real Club Náutico de Arrecife contará con la participación de 12 regatistas y el Club de Regatas 4Vientos se desplaza a Gran Canaria con 10 regatistas de su equipo. [Ampliar noticia en lanzarotedeportiva.com]

El regatista del RNCP forma parte del equipo español junto a Iset Segura y Luca y Machi Contessi

El regatista del Real Club Náutico de Palma Antoni Massanet participará a partir de mañana en el campeonato del mundo juvenil de la clase Persico 69F, un monocasco con foils de última generación que se asemeja a los barcos voladores de la America’s Cup. La competición, en la que tomarán parte ocho equipos procedentes de Estados Unidos, Holanda, Noruega, Suiza, Italia, Hong Kong y España, se disputará en la bahía de Gaeta (Italia). El conjunto español está formado por Massanet (caña), Iset Segura (trimmer de mayor) y los hermanos argentinos Luca y Machi Contessi (control de vuelo). [Ampliar noticia en Diario de Mallorca]

El suplemento de Náutica del Diario ABC ha dialogado con Alberto Pons, gerente de la Confederación Española de Asociaciones de Clubes Náuticos (CEACNA) siguiendo el hilo de la serie de entrevistas sobre el asociacionismo náutico

Se define como un gestor volcado S hacia el servicio que aterrizó en la náutica gracias a su afición al piragüismo. Fue gerente del Real Club Náutico de Palma y presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares.

¿Navega? ¿Cuáles son sus aficiones náuticas?

-Sí. Yo vengo del mundo del piragüismo aunque en la actualidad no tengo barco pero me encanta navegar en vela ligera o en barcos de madera. Hay otr as formas de navegar que no me entusiasman pero ante todo lo que me apasiona es el mar y me encanta el Mediterráneo. A nivel aficiones náuticas, como ya te he comentado, he remado durante gran parte de mi vida y he disfrutado de ciertas incursiones en el mundo de la vela.

¿Qué vinculación anterior tenía con CEACNA?

-Viene de mi relación con la Asociación de Clubes Náuticos de Baleares. a raíz de ser el gerente del Real Club Náutico de Palma.

¿Qué asociación se ha encontrado?

-Me he encontrado lo que ya conocía y esperaba. CEACNA es un poco el reflejo de lo que son las asociaciones o lo que son los clubes náuticos. Carlos Torrado. como gerente, ha hecho una gTan labor y a partir de ahora me planteo aportar y seguir construyendo en esta confederación.

«Primero deberíamos asentar el concepto de Club y a partir de ahí todo vendrá solo»

¿Cuáles son las líneas estratégicas que le gustaría que siguiera CEACNA en los próximos años?

-Lo que me planteo es dar a conocer el concepto de club náutico para luego poder defender la bondad de lo que es CEACNA. En el siglo XXI seguimos encontrando gente que desconoce lo que es el mundo de la náutica y que lo estigmatiza, cuando la realidad es que hay un trasfondo más patente que es que un club náutico es el polideportivo náutico del pueblo o ciudad donde se asienta. En principio con costes cero o mínimos para la administración local.

De tal forma, una línea maestra es saber comunicar que la existencia de un club náutico es buena, y que conviene conservarlos y apoyarlos. También me gustaría aumentar la comunicación interna entre todos los asociados para que podamos gestionar mejor ese apoyo institucional que necesitamos.

Otro objetivo es llegar a profesionalizar la asociación ya que eso nos llevaría a un nivel superior. Será un buen signo cuando dentro de unos años el gerente de CEACNA tenga un sueldo. Ya que eso significará que habrá una persona que se dedicará ocho horas del día a trabajar por los clubes náuticos y defender sus intereses.

Llevamos inmersos durante los últimos meses en procesos electorales en todas las federaciones nacionales vinculadas a los deportes de agua ¿Cómo ve el ecosistema federativo en nuestro país?

-Fluctuante porque van cambiando las personas. Cada nuevo presidente y junta directiva se va amoldando a las circunstancias promoviendo un modelo en particular.

A nivel deportivo, las federaciones cada vez tienen menos protagonismo en la fase inicial y media de un deportista, ya que la asumen los clubes náuticos, he incluso llegan a haber clubes que se comprometen con la fase de perfeccionamiento, en busca de ese deportista de élite, en colaboración con las federaciones.

Por otro lado, no me atrevería a decirte que hay un modelo homogéneo pero tampoco me atrevería a decirte si uno es bueno o no.

En España existen más de 7 millones de personas aficionadas a los deportes de agua ¿Cómo cree que se les debería integrar dentro de la industria náutica?

-Primero decirte que esos siete pueden ser catorce. Yo creo mucho en la empresa y estoy seguro que se está buscando la forma para llegar a esos números democratizando la náutica. Pero ese proceso de democratización tiene que venir acompañado de una buena comunicación y publicidad. Y en esa promoción los clubes náuticos tenemos ciertos deberes pero creo más en la industria y las empresas. Dejemos que las empresas de la náutica crezcan y la inercia aumentará.

¿Cuál es su punto de vista respecto al turismo náutico y los clubes náuticos españoles?

– No lo relaciono inicialmente. ¿Debería estar relacionado? Si pero aun le está costando. No obstante las experiencias náuticas están creciendo a todos los niveles y mi resultante es positiva. No me cabe duda que en los próximos cinco años la democratización de la náutica se va a llevar a cabo.

¿Cuál debería ser el frente común del asociacionismo náutico en España?

– Para mi debería ser una tragedia permitir que un club náutico desaparezca. y recientemente ha ocurrido así… Yo creo que primero deberíamos asentar. blindar el concepto de club náutico y a partir de ahí todo vendrá sólo. Lo que tenemos que asegurar es que el embrión de la náutica, un club náutico, no desaparezca. Te en cuenta que la «perversión» de lo que es el uso de una concesión, de un espacio público, náutico, por una marina que en principio a la comunidad autonómica de turno, o al estado, le puede ofrecer más dinero a nivel de canon, personalmente creo que es una tragedia. Es verdad que pueden ingresar más euros por ese espacio pero no se pone en valor todo lo que ofrece un club náutico a la sociedad. En resumen el frente común debería ser primero preservar y luego dejar crecer.

¿Como enfoca su relación, como director de CEACNA. con la FEAPDT?

-Nos unen un 80 o 90% de indicadores y gestiones. Yo siempre he dicho que hay tres formas de gestionar un espacio público en España. Lo puede hacer la propia administración pública. Otra forma es a través de una empresa, una marina, que a cambio de unos servicios obtiene sus legítimos beneficios. Y la tercera opción es a través de un club náutico, que es un mix entre las dos anteriores.

Gestiona ese espacio público bajo unos parámetros deportivos, sociales, económicos y portuarios y los beneficios se reinvierten para seguir empujando su concepto. En esa convivencia, convivimos perfectamente pero se ha dado el caso en que un espacio gestionado por un club náutico ha salido a concurso y cualquier empresario ha podido entrar a pujar en esa concesión. Ahí si que es verdad que se han creado ciertas tensiones pero por fortuna no ha sido lo habitual. Al final, ese 10 o 20% que nos separan, mi objetivo es solucionarlo hablando.

Para mí es más deber nuestro inculcar a las instituciones que perder un club náutico puede ser más dramático para la sociedad local de lo que parece. Si logramos transmitir nuestra virtudes y bondades para proteger el concepto de club. des aparecerían prácticamente todas las divergencias que tenemos.

«Al final de todo, nuestro mayor valor es el agua cristalina de nuestros mares»

¿Cómo valora la sostenibilidad y el medioambiente dentro de sus directrices en la asociación?

-En paralelo a la propia sociedad. Hay temas que hace diez años no se planteaban y que en la actualidad están en el centro de los objetivos de un club náutico, de sus socios y usuarios. Al final es un tema cultural. Los temas culturales requieren sus años pero a mí me gusta más hablar de educación que no de otra cosa. Al final de todo. nuestro mayor valor es el agua cristalina de nuestro mares.

¿Cuál es el desafío que le gustaría dejar resuelto en esta etapa al frente de CEACNA?

-Para ser coherente con lo que te he comentado, la profesionalización y conseguir que la sociedad española proteja el concepto de club náutico.

Esta pregunta me la ha pedido que se la haga un buen amigo suyo. Ahí la dejo… Usted tuvo que lidiar con presidentes de clubes muy duros y luchar contra el «establishment» para demostrar su valía como presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares, saliendo airoso de todas ellas. Querer innovar y conseguirlo pese a las autoridades. ¿Cuál es el secreto y cuál el coeficiente de éxito?

-Inicialmente le tengo que negar la mayor (risas) A mi se me ofreció la oportunidad de abordar un reto que me pareció muy interesante porque también me introducía en el mundo marítimo. Y me metí con el mismo espíritu que me he metido en otros proyectos. Yo creo en las empresas, creo en la gestión y creo que cuanto más en paz dejes a las empresas. mejor.

Bajo este prisma, como no tengo problemas en expresar mis opiniones, esta situación me generó ciertos enfrentamientos en este mundo que. sinceramente, es complicado. Yo soy muy comercial y entre, y salí, con el concepto de empresa privada Y eso luego choca con el mundo de los ministerios, con el mundo funcionarial. con el cual no comulgo.

¿Las sociedades anónimas vinculadas a los puertos deportivos, o sea, las marinas son más profesionales que un club?

-Es un tema que ha tenido sus fases. Los clubes náuticos fueron primeros estamentos que reglaron el tema náutico deportivo en España. Esos embriones que aparecieron con el concepto de asociaciones sin ánimo de lucro no se vieron obligados a su profesionalización hasta que apareció un nuevo modelo de gestión de los espacios náutico portuarios a través de la empresa privada. Ahí las marinas sobrepasaron con creces la gestión que hacía un club náutico en general.

Y luego, por esa misma competencia, la profesionalización se instaló firmemente en la gran mayoría de los clubes náuticos en España. Esa profesionalización no te das cuenta del nivel tan grande que tiene hasta que no sales fuera y la comparas con otros clubes náuticos de Europa. En la actualidad, el 80% de los clubes náuticos españoles tienen unos estándares de profesionalización muy altos.

Esta Regata de Carnaval, organizada por el Real Club Náutico de Gran Canaria, tuvo una destacada participación internacional con 13 países inscritos y un nivel muy alto

Esta séptima edición la Regata de Carnaval, organizada por el Real Club Náutico de Gran Canaria, con la clase ILCA 6 y 4 como únicos protagonistas, tuvo una destacada participación internacional con 13 países inscritos y un nivel muy alto, con deportistas apurando sus últimos meses de preparación preolímpica en aguas de Gran Canaria.

Cinco regatas determinaron la clasificación general pues la última fue suspendida por la drástica bajada del viento. Aun así, los participantes disfrutaron de dos completas jornadas, con regatas que fueron desde un constante norte/noreste de 12 nudos, a vientos más débiles obligándoles a demostrar polivalencia y ampliando las posibilidades de entrar en podio en las dos categorías ILCA que competían. [Más información en noticanarias.com]

Más de 120 personas integran la Sección de Remo del Club Náutico de Jávea y cuentan con licencia federativa.

La Federación de Remo de la Comunitat Valenciana y la dirección general de Deportes de la Generalitat formalizaron este pasado fin de semana la cesión al Club Náutico de Jávea de un ‘falutxo’ (una embarcación de remo típica valenciana).

La cesión, según destacaron en un comunicado desde el Club, permitirá disponer de dos embarcaciones para la práctica de este deporte que combina fuerza física y mental y que desde hace unos años forma parte de la oferta deportiva del Club.

Por el momento las condiciones sanitarias y las restricciones por la pandemia de la Covid-19 impiden la práctica de cualquier tipo de deporte no profesional. Aún así, cada semana son más las personas que se interesan y se acercan al Club Náutico de Jávea para disfrutar del remo, un deporte que no requiere ninguna condición física especial y que está indicado para todas las edades, a partir de 12 años. [Más información en xabia.com]

Los Clubes Náuticos son entidades deportivas que acogen competiciones de diferentes modalidades como la vela, el piragüismo, la natación, la pesca o el buceo. La imagen de cientos de barcos compitiendo en la mar está vinculada directamente con los Clubes Náuticos, que tradicionalmente son germen de medallistas, campeones y participantes olímpicos.

Además, el desarrollo de estas actividades no solo se limita al ámbito competitivo. También se llevan a cabo actividades enfocadas al fomento y desarrollo de la práctica continuada de la actividad física y deportiva.

La proliferación de escuelas deportivas en torno a los clubes es habitual y aglutina a un alto número de usuarios de todas las clases sociales en edad de aprendizaje, no solo en torno al deporte de la vela, sino también a la natación u otras disciplinas deportivas.

Promoción y fomento del turismo

Por otro lado, la celebración de regatas trae consigo el fomento y promoción del turismo mediante la visita y estancia de los participantes en las pruebas y su entorno y también gracias a la visibilidad de las pruebas, que generan espectaculares imágenes que incentivan el desarrollo del turismo de calidad.

Pero los Clubes Náuticos españoles, no solo se limitan al ámbito deportivo, también ofrecen un extenso y variado abanico de servicios de distinta índole que concede un importante valor añadido a estas instalaciones. Así, además de los servicios de amarre e invernaje de embarcaciones, son muchas las actividades culturales, de ocio y servicios de todo tipo que rodean a un Club Náutico.

Los clubes son pequeñas ciudades que ofrecen todo tipo de servicios

Sin ir más lejos, los Clubes ofrecen servicios variados en torno al amarre y que van desde el invernaje hasta el mantenimiento y reparación de embarcaciones de todas las esloras. Servicios básicos como gasolineras, suministro eléctrico, de agua, duchas y wc, gruas de distintos tonelajes, puntos verdes y de reciclaje, correos, Wifi y un completo entramado que va mucho más allá y permite formar auténticas ciudades y comunidades sostenibles en continuo crecimiento ubicadas dentro y alrededor de los Clubes.

No hay que olvidar que, contrariamente a lo que en ocasiones se piensa, por lo general los Clubes Náuticos son entidades abiertas al libre acceso a cualquier persona y que para disfrutar de muchos de estos servicios como cafeterías, restaurantes o tiendas ubicadas en el interior normalmente no es necesario ser socio.

Alrededor de los Clubes Náuticos se generan numerosas empresas y actividades que favorecen la economía

Piscinas, parques infantiles, gimnasios, salones de TV o de lecturas, lugares para realizar eventos y zonas de juegos en espacios controlados complementan los servicios que ofrecen los Clubes a la sociedad.

Además, el amplio número de usuarios y visitantes que se reúnen en los Clubes españoles favorece la proliferación de empresas alrededor de los mismos, tales como supermercados, tiendas, centros comerciales, hoteles, residencias, guarderías o aparcamientos.

Por último, no menos destacables son los eventos sociales y culturales que generan los clubes, tales como exposiciones, conciertos y otras actividades del mismo cariz.

 

Los Clubes Náuticos se convierten en un apoyo fundamental por su experiencia y capacidad logística para los regatistas de Fórmula Kite que buscan mejorar

La Fórmula Kite es ya el deporte que ha derribado la barrera física y psicológica que existía entre los llamados deportes náuticos de playa y los de club, entre las disciplinas que se disputan individualmente sin necesidad de unas instalaciones y las más convencionales que respiran gracias a los pantalanes y al trabajo en equipo de una tripulación y el apoyo logístico de una entidad.

Probablemente las causas que han motivado este acercamiento de la playa al club han sido que la Fórmula Kite es un deporte que tiende a la máxima especialización y que cada vez los deportistas que lo practican se dan cuenta de que necesitan del apoyo de organizaciones e infraestructuras para seguir mejorando. Pero, sin duda, el espaldarazo a este acercamiento de la arena al cemento viene dado por la selección de esta disciplina como olímpica en París 2024. [Ampliar noticia en ABC]

El papel de los clubes náuticos españoles en tiempos de pandemia está resultado decisivo para el deporte, la economía y el turismo en las zonas costeras, a pesar de las numerosas restricciones establecidas.

La actividad desarrollada en estas instalaciones explica claramente los beneficios que aportan los clubes. Las competiciones celebradas en aguas de nuestras costas han permitido durante el año de pandemia seguir fomentando el turismo mediante la celebración de competiciones náuticas.

Desde pequeñas pruebas que permiten la formación y desarrollo de cientos de jóvenes deportistas en edad escolar hasta competiciones del más alto nivel que han reunido a decenas de campeones a las puertas de unos Juegos Olímpicos.

Estas pruebas han traído a España a campeones de todo el mundo en un año en el que viajar, resulta más complicado, han mejorado un sector de la economía muy castigado y han elevado las prestaciones de nuestros deportistas, y todo ello a través de uno de los deportes más seguros, la vela, que se practica al aire libre.

El ejemplo, la Lanzarote Winter Series

Un claro ejemplo de ello lo tenemos en la reciente celebración de la regata Lanzarote Winter Series, que reunió a finales del mes de enero en aguas de Arrecife y Playa Blanca a más de 200 regatistas de 35 países diferentes.

En estas pruebas se disputaron un total de 85 regatas durante doce días y estuvieron presentes los mejores profesionales de la vela olímpica internacional en un entorno seguro.

Se trata de “un soplo de aire fresco en tiempos de CoronaVirus” según titulan los medios canarios, ya que como recuerda el director deportivo del Real Club Náutico Arrecife, Manuel Torres, “los deportistas vienen aquí y hacen su vida, consumen, se alojan en hoteles, van a supermercados, restaurantes, gastan dinero y consumen igual que si estuvieran en su país, un valor añadido que hay que tener muy en cuenta”.

La Lanzarote Winter Series es solo un ejemplo de las numerosas pruebas que se celebran en nuestras costas y que reúnen en torno a los clubes náuticos y en cualquier época del año a centenares de deportistas practicando un deporte seguro.

La Asociación de Clubes Náuticos de Andalucía (ACNA-Andalucía) cuenta con nueva junta directiva. Antonio Luis Moreno Venegas (Club Deportivo Náutico Puerta del Atlántico) fue proclamado presidente tras las elecciones a la presidencia celebradas el pasado 19 de diciembre. La composición de la nueva Junta Directiva es la siguiente:

PRESIDENTE: Antonio Luis Moreno Venegas
SECRETARIO & ASESOR JURIDICO: Alejandro Quiles Lavandera
GERENTE & TESORERO: Luis Ramón Enguita Melendo

El Real Club Náutico de Adra aportará la vicepresidencia y el Real Club Mediterráneo de Málaga, Real Club El Candado, Real Club Náutico de El Puerto de Santa Maria y Real Club Marítimo y Tenis de Punta Umbria aportarán los cuatro vocales a la renovada junta directiva.